Dominios millonarios: Las extensiones más caras

Dominios millonarios: Las extensiones más caras

Ya sabemos lo importante que es elegir bien un dominio para nuestra web, es un factor clave para la visibilidad, para el posicionamiento en los buscadores y en definitiva para atraer a usuarios a nuestra web. Comprar un dominio no suele ser muy caro y mantenerlo año a año tampoco, por veinte, treinta o cuarenta euros puedes tener el dominio que quieras, pero eso sí, no siempre ocurre esto, ya que hay ciertos dominios tremendamente caros, por supuesto siempre corresponderán a los más buscados, a las tendencias y a los más reconocibles por todo el mundo, la gente los reconoce fácilmente y de ahí sus precios desorbitados.

Al comienzo de la expansión de las páginas webs, obviamente los dominios estaban libres, tú podías coger cualquiera y luego revenderlo, aunque el nombre fuera el de una gran empresa o multinacional, aunque eso ahora ha cambiado, ya que, si el nombre está registrado, no podrás comprar su dominio, aunque desde luego la mayoría están copiados y las pequeñas variaciones también, pero las posibilidades son prácticamente infinitas. Por ello, antes había gente que sacaba mucho dinero al adquirir un dominio y luego venderlo a la persona o empresa que lo necesitaba para abrir su web.

Los dominios pueden ser un negocio

Uno de los casos más sonados de la historia, es cuando un hombre en el 94 compró el dominio “pizzas.com” por solamente veinte dólares y años después, concretamente en 2006, lo vendió por nada menos que dos millones seiscientos mil euros. Sin duda fue una inversión millonaria, vio el negocio y supo que las pizzas por internet serían un boom antes o después.

Pero esto no solo sucedía antes, por ejemplo, en 2008 se compró por nada menos que 13.800 dólares el dominio ebola.com. Fue la empresa Blu String Ventures la que lo hizo y la que se embolsó hace solo unos meses la cantidad de 200.000 dólares por él.

Pero hay muchos más ejemplos, la palabra “seguro” fue comprada por nada menos que 35 millones. PrivateJet.com en 2012 costó la friolera de 30,18 millones, al igual que Vacationsrental.com que se vendió por 35 millones de dólares y como su nombre indica, trata sobre una web para irse de vacaciones.

Y como no podía ser de otra manera, una de las palabras más buscadas de internet en el mundo, “sex”, también fue comprada por un precio increíble, nada menos que catorce millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *